Nuestro Liceo | Misión y Visión

nosotrosNuestra Unidad Educativa tiene sus orígenes en la ex oficina salitrera “Victoria” en el año 1965 y se creó para satisfacer las necesidades de educación de los jóvenes pampinos. Al cerrar en 1979 la ex oficina salitrera Victoria, este Liceo se trasladó a la localidad de Pozo Almonte, ubicándose en lo que era la Escuela Básica antigua, en calle Estación, entre la calle Balmaceda y la calle Libertad. Constaba de un Séptimo, un Octavo Básico y un Primero Medio.
A finales del año 1983, un gran incendio destruye las dependencias del Liceo y por las gestiones realizadas por el Alcalde de la época, don Sergio González Gutiérrez, cuyo nombre lleva nuestra Unidad Educativa, otras autoridades y la comunidad de Pozo Almonte se construye un nuevo liceo en lo que es su actual ubicación, calle Arica N° 454.
En 1986, se inicia la Jornada de Educación de Adultos. Visualizando las nuevas necesidades educativas de nuestros educandos, en el año 1989 se crean las especialidades de Mecánica Automotriz y Secretariado con Mención en Computación.
Algunos de los principales hitos históricos de este Liceo es haber obtenido el Proyecto Montegrande en el año 1998. En el año 2007 se adjudicó un nuevo PME relacionado con el fortalecimiento de las habilidades cognitivas superiores.
En el año 2005 comienza a funcionar un equipo de apoyo pedagógico para atender alumnos con necesidades educativas especiales.

Misión

Formar estudiantes  con competencias, habilidades, valores y actitudes  que les permitan desarrollarse como personas integrales,    para que puedan   insertarse    exitosamente    a la vida  laboral    y/o continuar estudios que contribuyan a su desarrollo personal y profesional para así mejorar su calidad de vida,   aportando al desarrollo de su país  y  comunidad como ciudadanos responsables   y conscientes de sus derechos y deberes.

Visión

Aspiramos a ser  reconocidos como un liceo de prestigio por sus buenos resultados y  su    formación basada en valores universales , por la calidad humana de sus  educadores  y  estudiantes , por  el respeto a la diversidad y  a las  diferencias individuales, por  la fuerte identidad de la comunidad educativa  con su  liceo y por las relaciones interpersonales de sana convivencia escolar , así como   también por la conciencia ecológica y el cuidado al  medio ambiente.